miércoles, marzo 21

Cerrando una etapa


Heme aquí, a escasos diez días de terminar estas practicas y regresar por un tiempo mas largo a la costa. No solo he adquirido experiencia laborar y física – de eso he tenido bastante pero no suficiente – si no también esa experiencia que puede darte el vivir en un clima tan extremo donde el aire escasea; se puede oír truenos y ver relámpagos casi todos los días.

No es que me queje de la lluvia, nieve y granizo – realmente es hermoso ver por las mañanas lo que puede lograr la naturaleza – pero en ocasiones puede afectar la salud y no dejarte trabajar en paz.

El aire limpio – estamos hablando de la superficie – permite pensar y ver las cosas con mayor claridad. Estos últimos días en la cima de la montaña, donde el viento te susurra nuevas ideas, es más fácil ver la solución de algunos problemas.
A pesar de la añoranza que puedo sentir por el hogar y la familia; la paz que he llegado ha sentir aquí, me impulsa a seguir el camino que he trazado y a aprender cada día mas sobre este mundo.
Como enano que soy, mi vida será la mina hasta el fin de mis días y el llamado de Aule.

martes, marzo 20

Hojas Sueltas: La Jihad Butleriana



Empecemos bien esta crónica; muchas veces cuando un escritor se hace cargo de la historia de otro, los cambios son significativos; no es el caso de Brian Herbert. Conservando la intriga y aventura trepidante de la primera trilogía, ha sabido impregnarla de una narrativa fluida.


La crónica de los tiempos remotos nos adentra en un conflicto cuyas consecuencias se verán reflejadas en el futuro.
Más puntual que novelesco – Los tres libros anteriores sobre las grandes casas poseía más, esa interrelación entre personajes y futuros acontecimientos – ha sabido fraccionarla en tres partes, dejando el verdadero suspenso para la continuación.

La humanidad, unida después de muchos años, se volverá fanática por su ideal, la libertad – una jihad – y choca con las maquinas pensantes.
Las maquinas trataran de defender su modo de vida por excelencia – una cruzada – el que consideran es el mas adecuado para el futuro.
Se pueden vislumbrar los primeros indicios por que los Harkonnen y los Atriles serán enemigos acérrimos. Un preludio interesante descubriendo, una especie milagrosa, en una tierra de futuros guerreros.

domingo, marzo 18

Desde la platea: Ghost Rider


Para los que son fanáticos de este comic tan especial – los antihéroes tienen su lado genial – la película carece de ciertos pasajes claves, como todo comic llevado al cine.

Es difícil conservar ese halo de complejidad cuando se tiene tan poco tempo en la pantalla grande; hemos visto innumerables veces este fenómeno.

Pero en honor a la verdad, la película cumple con el cometido de narrar la historia de este justiciero en llamas.

Los detalles técnicos y gráficos son excelentes, los protagonistas y sus enemigos reflejan esos toques maestros que Stan Lee le supo imprimir al personaje. Es indiscutible el acierto de elegir a Nicolas Cage para el personaje.

Entretenimiento garantizado si no se analiza mucho los detalles. De igual modo espero que Transformers no solo cumpla con las expectativas, si no mucho más.

Regreso al Bosque Viejo


Acabo de regresar de mina; después de unos días donde no solo mi talento intelectual, sino también – y en gran medida – mi capacidad física ha sido puesta a prueba. Por primera vez en muchos años he tenido todos los claros síntomas del soroche. Pero he pasado la prueba, no sin dejar algunas anécdotas en el camino.

La vida acá no es lo que podría decirse fácil, pero tampoco matada. Lo que si requiere es grandes sacrificios, tomar importantes y rápidas decisiones, en el momento adecuado.

Este Tolkiendil ha emprendido el largo cambio que se requiere para ser un digno habitante de Moria. Aun no encuentro orcos dentro, que obstaculicen mi camino, pero mi hacha esta lista para cualquier eventualidad.

Así como Olorin paso la prueba al enfrentarse a la llama de Udun – siendo recompensado y enviado de vuelta a terminar su misión – yo siento lo mismo con cada subida a este lugar aislado y agreste; pero a la vez hermoso y lleno de nuevos conocimientos.

El señor Bolson sonreiría al tratar de comparar las aventuras de cada uno. Tal vez nunca encuentre un anillo en el camino, pero si estaré seguro que en casa, mi familia me espera sin haber vendido mis cosas. La dudas son solo por parte de Tevildo.

domingo, marzo 4

Desde la platea: El Ilusionista




Aprovechando los pocos días que estuve en Lima, y dado que ya no estaba en la cartelera, compre en el lugar de siempre esta película que llevaba como aliciente la actuación de esta joven promesa como es Edward Norton y la belleza de Jessica Biel.


La película comienza como cualquier historia de amor que pueda ambientarse en el siglo pasado, tal vez demasiado explicativa.

Pero todo tiene su razón de ser, y conforme se desenvuelve la trama uno va prestando mas y mas atención a las acciones. Los trucos del protagonistas rayan en lo fantastico, pero como el protagonista lo dice en un momento “Señores todo lo que ven, es una ilusión”.

Los acontecimientos fatídicos dan un toque dramático a mitad de la película, desorientando por completo al espectador, pero la gran sorpresa se guarda hasta el final. El uso de este tipo de secuencias no es nuevo; lo hemos visto en “El golpe”, Ocean’s eleven, y “The Italian Job” pero siempre nos asombrara la capacidad del director para resolver el dilema.

Para aquellos que gustan del suspenso y las películas detectivescas, aquí esta un buen trabajo, con fotografía muy fina y un vestuario refinado.

Hojas sueltas: Los miserables

Después de años posponiendo una lectura tan larga y compleja, y habiendo leído un pequeño “resumen” estando en el cole, comencé un viaje por la vida del inmortal Jean Valjean, la figura inequívoca de alguien que ha pasado por todas las miserias.

Las películas hechas al respecto no le hacen la menor justicia al marco tan complejo que Víctor Hugo crea para esta novela, pero alguna narran casi todos los acontecimientos importantes.

El autor no solo nos muestra la vida, penurias y miserias de este ex-presidiario, sino nos expone de manera abierta el contexto histórico de aquel entonces y los personajes – que bien podrían ser cotidianos – que habitaban la Francia entre las dos revoluciones que cambian su rostro.

Los comentarios políticos le trajeron problemas en su época al escritor, pero hoy nos muestra un análisis de esta sociedad que pugnaba por llegar a ese ideal que era la libertad, la igualdad, y la fraternidad.

Como siempre lo he mencionado, cuando uno empiece a sentirse deprimido, solo basta con leer algunas paginas de esta apasionante novela para sentir que la vida no lo ha tratado tan duro a uno, y que no se tiene a nadie como Javert que le persigue a donde quiera que valla.
Labrado en la piedra por Durin Bombadil