miércoles, enero 16

Sin ayuda no hay solución


El día de hoy mientras trabajaba en el refrigerador de la casa, tratando de encontrar la manera que no destilara agua, pensaba en las cosas sobre las que uno tiene control y, mal que bien, puede reparar y otras que siempre requieren de la ayuda de alguien más. Al final, tendre que llamr al tecnico, pues no hay soluión posible de mi parte; no soy Truquini para arreglar todo.

En casa una de las cosas de las que podemos enorgullecernos es que desde muy pequeños, nuestro papa nos ha enseñado ha reparar, o en muchos casos intentar solucionar los desperfectos y aparatos que hay por acá. Ya sea eléctrico, sanitario, mecánico o decorativo, siempre encontramos la manera de solucionar el problema. Pero, claro esta, hay ocasiones en las que se requiere del servicio especializado, una mano experta que haya desarmado el problema en partes muy pequeñas.

Debo aceptar, que en ese aspecto, son bastante terco y me cuesta trabajo aceptar la ayuda de los demás. Muchas veces, mas de las que quisiera aceptar, prefiero trabajar solo, demorarme más si es necesario, a fin de evitar el consabido "te lo dije". Pero la ayuda es necesaria, es parte del aprendizaje de la vida, y mas que todo nos sirve para aprender a trabajar en equipo.

Hace solo unos días, conversando con una persona amiga, me comentaba lo mucho que la criticaban en casa; y que deseaba salir de ese entorno cuanto antes. Si uno no puede lidiar con los comentarios criticas y hay que ser sinceros buenos consejos de quienes mas nos conocen, pues entonces como pretendemos ser eficientes o felices en nuestro trabajo.

En innumerables ocasiones nos encontraremos con personas - ya sea en el trabajo u otro lugar - con las que tendremos que compartir momentos y decisiones en nuestras vidas; que no nos agradan o son antipáticos, como saber sobrellevar este asunto, si no podemos hacerlo con nuestra propia familia. Nadie mejor que nuestra familia para conocer que nos agrada o no, que nos irrita, o como somos en nuestro interior. Cuando uno tiene un problema y no encuentra solución aparente, debe ser autocrítico y humilde, y aprender a pedir la ayuda necesaria.

Un viejo dicho que me enseño mi hermanita siempre me recuerda cual es una de las claves del éxito. Sabio no es aquel que sabe de todo, sino aquel que sabe que preguntar y a quien preguntar.

1 comentario:

Blogs Peruanos 2008 dijo...

si pues, uno tiene que tener paciencia, buen humor, darse a si mismo pensamientos de calma, estar "cool" frente al entorno, me dan ganas de comprar algun libro de inteligencia emocional, heheh. Yo en mi trabajo no me siento contento con el jefe y con la explotación que nos hacen, pero ya vendrán chambas mejores!

te deseo suerte con todo, y felicidades para el 2008, salud!

Labrado en la piedra por Durin Bombadil