jueves, marzo 20

Siguiendo la ruta

Ya aquí me tienen frente al monitor, escribiendo unas cuantas lineas antes del almuerzo; ahora mas fácil con el acceso a la Internet todo el día, sin tener que preocuparme por el teléfono bloqueado.

Dirán algunos que mi familia es algo complicada - en mas de un aspecto - por el lado de papa y mama, pues no estarán tan lejos de la verdad, basta ver la de cosas que llegamos a hacer para ordenarnos, dejar la casa "ordenada" y de paso intentar ordenarle la vida a otros ;)

Mi muy genial viejo se ha ido de retiro, y no estará acá todo la semana santa, por lo que sus bien ocurrentes y sarcásticos comentarios no se escucharan hasta el domingo. Ahora que ha dejado de trabajar, dice el por un buen tiempo, y lo veo mas en la casa, comprendo mas su rutina de trabajo, que mas de uno llamaría asfixiante.

Es muy cierto que los hijos son hechura de los padres, tienden a seguir sus mismos paso, así ellos no lo crean; pero a la vez, en ese ínterin uno toma decisiones diferentes, en cada recodo del camino. el trabajo supongo, con el correr de los años, se volverá una especie de obsesión para mi, pero siempre tendré en cuenta que ahí otras cosas en la vida, mas importantes y trascendentales.
Muchos amigos abandonan Lima, en estos días, guiados por un instinto de alejarse de todo y encontrar un momento de paz. Pero si no pueden encontrarla dentro de ellos mismos, como esperan hacerlo. Estos días, el enano se queda en el Bosque Viejo, recorriendo los alrededores, conversando con Ulmo; preparando el espíritu antes de partir al combate con la vida diaria.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil