miércoles, abril 23

Un mosquetero mas





No es de extrañarse que en estos días ande como en las nubes - lugar de mi preferencia - y que muchas cosas las deje a medias, mientras me divierto escribiendo para esa persona especial que ha entrado en mi vida. Una prueba es que este articulo debió salir el día lunes a mas tardar, y estamos a miércoles cuando lo publico; muy mal le dice Pablo a Pedro, hay que poner orden en las ideas.


Bueno pues, el sábado, volvieron a juntarse todos los miembros de la familia, junto con los mosqueteros y sus padres, para celebrar un acontecimiento importante. El quinto de los sobrinos se une aun mas a la familia, y por tradición es bautizado por mi hermano mayor. Todos reunidos, y escuchando, que es lo que ocurre cuando uno es bautizado.


Cualquiera pensará que soy un buen católico practicante, pues lamentablemente, debo aceptar que no. Hubo un tiempo que seguía a pie juntillas todos los asuntos relacionados, pero un punto de cambio ocurrió hace ya un buen tiempo. Ahora, dirán todos, tengo un pensamiento bastante liberal, y en la realidad no sucede así; sigo siendo bastante conservador, y sigo defendiendo, tal vez con mas ahinco y convicción aquello en lo que aun creo, y se que es correcto.


Un ejemplo es el asunto del bautizo, y otro mas puntual el del aborto; podría seguir enumerando tantas cosas en las que aun creo, pues no ha llegado la persona que pudiera demostrarme que estoy equivocado. Es muy probable que nunca llegue, pues si tenemos en cuenta que son verdades demostradas por grandes filósofos y teólogos - nadie seria capaz de discutirles - pues es difícil en estos días cambiar las cosas, sin poner mentiras de por medio.


Que tantas cosas mas han quedado grabadas en nuestras mentes desde que eramos pequeños, y se han afianzado al encontrar demostraciones ya en nuestra adultez. estoy seguro que esos son los fundamentos de nuestros valores, y también de nuestros modos de vida. Como diría la propaganda "las cosas como son".


Como aun no lo he escrito, pero ya esta en la cabeza, haré mención de una novela que me encanto, mas que nada por el pensamiento que lleva en sus paginas, una gran aventura, y cierta en el fondo - si lo queremos ver así - pues en una solo frase, se conjugan, pasado, presente y futuro. Me refiero a Angus, El primer caballero. Un libro que marca la pauta.

3 comentarios:

Berutiel dijo...

muy lindas tus palabras, se te ve tan cariñoso con el pequeño en los brazos!

Dinorider d'Andoandor dijo...

Felicitaciones por el pequeño, Bomba!
felicitaciones

Sorondil dijo...

Felicitaciones... y qué bueno que especificas "el quinto de los sobrinos" sino algunos créeríamos que
Bilbo tuvo a su primer retoño XD

Bonito el chiquito y espero no le pongan de nombre Richelieu nomás ;)

Un abrazo men y ya estamos hablando por owlers más dinámicos.

Labrado en la piedra por Durin Bombadil