lunes, mayo 19

Un Ida y una vuelta


Bueno, después de un fin de semana muy reparador, donde he subido y visto montañas al alcance de la mano, pues las cosas pintan un panorama mucho mejor, a pesar de la intensa garua y brumas que me cuentan, vienen acompañando a los limeños desde ya varios días.


No escribiré todas las incidencias del viaje aun, pero si les diré que en lineas generales, fue mas genial de lo que esperaba y mas entretenido de lo que pintaba en un comienzo. Los amigos de la base 2004 de psicología - algunos me recordaban de vista - me miraban extrañados y curiosos en un comienzo, pues todos recordaran, que por lo general soy bastante tímido con la gente.



Conforme el viaje se hizo prolongado, y mas que nada pequeños inconvenientes del viaje hicieron que el enano dijera esta boca es mía; el hielo se fue derritiendo, y terminamos conversando de todo un poco. Las visitas a la laguna de Yanganuco, y luego al complejo de Chavin de Huantar, acrecentaron mis deseos de conocer todos los secretos, que la encantadora sierra del Perú guarda.


Aun hay mucha tinta en el tintero de mis memorias, pero el tiempo nos es prolongado. Solo puedo decir por ahora que la he pasado muy agradable y divertido, disfrutando de la altura, el frió y la compañía de nuevos amigos. Por que no hay mejor momento que cuando hay problemas para analizar a una persona, en todos sus aspectos.


En estos días publicare en partes, las crónicas de este viaje, donde mas que nada, la aventura nos acompaño. Un saludo muy cordial para la promo de la San Marcos, cuyo espíritu no se amilana ante las visicitudes, y siempre busca los mejor.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil