domingo, junio 29

Dos pilares de piedra

Aquí estamos en las alturas, muy lejos de los bosques invernales, muy separados físicamente de nuestra dama y nuestra familia. Aquí entre los picos de las montañas, donde un ligero musgo crece, una ligera capa de escarcha se forma por todos lados, y haciendo que todo objeto expuesto al exterior adquiera la temperatura de la muerte; y el sol desnuda de calor toda forma de vida que se exponga por mucho tiempo a su abrazo interminable.

Lejos de todo lo común y muy cerca de lo inexplorado, un enano cumple con su labor bajo tierra, yendo y viniendo por laberintos oscuros, guiado solo por su memoria e instinto; pues acá abajo, no existe día o noche, y los puntos cardinales se confunden en cada recodo del camino. No es un agujero Hobbit, muy al contrario es lodoso y húmedo; con el aire fuerte en algunos caminos, estanco y mohoso en otros. Pero aquí espera el mineral por ser extraído, aquí espera a los aguerridos enanos, que lo extraigan, y lo conviertan en objetos útiles para los mortales, pues solo un enano es capaz de tales proezas.

Como descender bajo tierra mas de cuatro veces una centena de metros, no es para tomarlo en broma, hoy hemos agradecido por la mañana al Señor, aquel que es llamado Eru en la Tierra Media. Hoy la iglesia celebra dos santos que fueron pilares para su crecimiento; el primero recibió el encargo de dirigir la iglesia en los primeros tiempos, cuando era impensable una doctrina de amor y paz. El segundo, fue un misionero incansable que luego de convertirse, sirvió de punta de lanza para una doctrina que se extendió hasta los confines del mundo.

Pedro, sabio y paciente, fue el primer obispo de la iglesia; Pablo, tenaz y emprendedor, fue el primer peregrino, llevando el mensaje desde Roma a todo el mundo. Para aquellos que llevan a ambos como santos patronos, hoy es un día especial; un día para detenerse un instante y reflexionar: donde estamos, a donde nos dirigimos; que camino hemos de seguir; que debemos hacer para mantener el rumbo, y no perdernos entre abismos.

Llevar ambos nombres, también influye en la personalidad pues ambos son fuertes y decididos en la meta que han de alcanzar, pero utilizan métodos muy diferentes para encontrar el camino correcto. Dos personalidades diferentes, pero que unidas para alcanzar un objetivo en común, no pueden ser detenidas ni desviadas de sus propósitos.

Ya cerca de pasar a base tres, el señor del Bosque Viejo tiene mucho que agradecer, y mucho para reflexionar, los años nos siguen enseñando que no se termina el aprendizaje ni en el colegio ni en la universidad; solo hace mas que empezar, y se hace cada vez más difícil aprender cosas nuevas si uno no quiere escuchar.

Aquí estamos celebrando lejos de casa, con los nuevos amigos, y los no tan viejos, un dia especial como hoy. Tal vez el próximo domingo, víspera de la fiesta de San Fermín, podamos estar en casa, en el Bosque Viejo, junto a la familia, y a la mujer que amo, compartiendo la alegría de decir, un año mas de vida.

jueves, junio 26

Un señor en casa de piedra


Ahora que he vuelto a mi forma natural de vida, el enano se reencuentra con las montañas y el aire frío de las alturas. Aquí, en este pequeño rincón cerca de las cumbres, la nieve cae de vez en cuando, el viento golpea la cara y enfría todo a su paso, dejando que el hielo se forme por todos lados. Hay muy cerca de aquí un bosque de piedras, atractivo turístico que aun no tiene gran renombre, pero que merece la pena detenerse a observar; los minerales son la fuente para crear cualquier cosa.



Dicen las tradiciones que si bien es cierto, los enanos no nacen de la piedra, tienen una larga vida que no es inmortal; pero es un pueblo que crece muy lentamente debido a que no todos toman esposa – interesados en sus propias obras – u otros nunca encuentran a la indicada. Los enanos son como la piedra, resistentes para cualquier tarea; rápidos en la amistad y también en la cólera, habilidosos con las áreas manuales y capaces de grandes sacrificios para con los amigos.



Su enano amigo ha vuelto a su ritmo de vida, subiendo y bajando de la mina, y descansando en el Bosque Viejo, muy cerca del mar, con la paz que le da sentir el arrullo de las olas, y estar cerca de los seres queridos. La familia es muy importante para mí, pero ahora hay una fuerza aun más poderosa que conduce mis pasos a la ciudad de los reyes. La dama con la que un señor de casa de piedra anhelaría compartir todas sus aventuras, penurias y posesiones, hasta que Aule lo convoque en la lucha final.



Y si por un lado, el enano ha encontrado esa compañera que lo entienda, sabiendo aceptar su extraña y complicada vida; debemos decir que el señor del Bosque Viejo, puede soñar con los ojos de la hija del río, y tener la esperanza de un nuevo y maravillosos día cada noche al dejar que el cansancio lo venza y internarse en los profundos y sinuosos caminos de la cabaña del sueño perdido.



Mi dama disfruta la garúa que en estos días cae copiosa en la costa. Y si bien es cierto, le corresponde el nombre de Goldberry, pues es el titulo que ha llevado como señora en el Bosque Viejo, un nombre mas antiguo acompaña su belleza desde su nacimiento, Lustiel fue nombrada cuando la luna sonriente la vio por primera vez. Y aunque sus cabellos han cambiado de color en el transcurso del tiempo, nunca han perdido esa gracia que ha dado pie a interminables historias.



Ahora el enano esta más que contento, pues no solo tiene que labrar la piedra para vivir, sino por que su dama lo espera, cuando el descanso llega al terminar la jornada, y siguiendo la ruta que baja de las alturas, debe pone todo su empeño en hacerla feliz. Para la dama de una casa de piedra, como solo una existe, mi fiel y bella Menelanonie.

miércoles, junio 11

Indiana Jones: El reino de la calavera de cristal



Al fin, después de una larga espera, podemos sentarnos en nuestra butaca preferida, con la mejor compañía, y disfrutar de una película interesante. No hay nada que hacer, que una cosa es ver las cosas en la casa, y otra muy diferente cuando las ves en pantalla grande. Para los que aun no han visto el avance de Hulk en el cine, pues aun es tiempo, y se ve que la película es mas que "increíble"




A pesar de que, en lo personal no me gusta la dirección que les imprime a sus películas Steven Spielberg, debo reconocer que esta no pierde la gracia que dio tantos éxitos a sus predecesoras; y encontramos a al profesor de arqueología, siempre presente y haciendo de las suyas a pesar de los años que lleva encima.



Las criticas por las confusiones pueden ser varias, pero debemos recordar que el año en el que transcurre la película es el '57 año muy especial, pues estaba en todo auge la política extremista de McArthur. Una muy buena idea actualizar el asunto de los nazis, y ubicar el panorama en el periodo antes de la guerra fría, cuando la sola idea de ser comunista era impensable en los Estados Unidos; y recordemos bien, intentaban dividir el mundo entre los capitalistas y los comunistas. Gracias a Dios, descubrimos con el tiempo, que ambas teorías eran absurdas.




En medio de toda esta aura, la figura de Cate Blanchet llama la atención, con un papel impecable, al igual que el joven actor, que nos entrega una semejanza al gran Marlon Brando en The wild one, el vestuario, sin muchos sobresaltos, cumple su función junto con la escenografía a la que nos tiene acostumbrados el doctor Jones.




No recuerdo el nombre de la actriz, pero al retomar su papel de Marion - de la aventura del arca perdida - le da forma a la película y razón de mas, para encontrar esa nota cómica que pone ella y su hijo. A propósito del mismo, demuestra que corre la aventura por sus venas, y que el apelativo de Mott, se lo ha ganado a pulso.




Harrison Ford vuelve a lucirse como Indiana, siempre con la mente, un paso delante de sus perseguidores, y siempre encontrando la manera de salir de problemas; claro esta que los años han hecho meya, pero se las arregla mas que bien. Las referencias simbólicas a Henry padre y a Marcus, no escapan, y son mas que nostálgicas, puntos para recordar hechos del pasado.




En lineas generales - verán que he decidido no dar ni una pista del argumento - la película es muy buen, claro que aun prefiero la segunda, pero eso ya es particular. Una historia muy bien contada que tiene todos los ingredientes para volverse un clásico con el paso de los años. Deben ir a verla, y disfrutar una vez mas de las aventuras del doctor Indiana Jones.

sábado, junio 7

Un rey se revela


Siguiendo la senda que nos muestra el libro rojo, nos situamos momentos después que la comunidad se haya roto, y cada cual haya escogido su propio camino. No les ha ocurrido en ocasiones, que no saben como, o cuando emprender una tarea, y cuando la responsabilidad llega de pronto, nos encuentra desprevenidos. Debemos recordar, que para poder hacer las cosas bien, primero debemos conocer nuestras capacidades y debilidades; “aprender a aprender” como escuche muchas veces en la universidad. Aceptarnos tal y como somos, y asumir que las responsabilidades son el medio de volvernos adultos, aceptar retos y vencer las dificultades que se nos presenten en el camino.

Hablemos de un montaraz que emprende una gran carrera junto con sus amigos, elfo uno, y enano el otro. Las cifras no son del todo claras, pero podemos estimar que nuestros amigos recorrieron 160 kilómetros – en tres días y una noche – a pie, hasta encontrar a los jinetes de la marca quienes los proveyeron de caballos para continuar la cacería. El encuentro con estos hombres es nuestro punto de recuerdo.

Recordemos que la apariencia de nuestros amigos no era muy vistosa, y que los jinetes venían de enfrentarse a los Uruk-Hai, por lo tanto la desconfianza estaba justificada. La situación se torna aun mas tensa luego del intercambio de palabras entre Gimli y Éomer – a propósito de la dama blanca – que es detenido con la intervención de Aragorn. Este pregunta por la lealtad del tercer mariscal de la marca, quien responde que es fiel a Théoden y que duda que estén cazando orcos en esas condiciones

No sirvo a ningún hombre – dijo Aragorn –, pero persigo a los sirvientes de Sauron en cualquier sitio que se encuentren. Pocos hay entre los hombres mortales que sepan más de orcos… el hombre que no tiene caballo irá a pie y no pedirá permiso para seguir el rastro. Ni contará las cabezas del enemigo salvo con la espada. No estoy desarmado.

En este encuentro, Trancos, cuyo sobrenombre ha quedado demostrado, proclama ante extraños su verdadera condición, y se permite exhibir un poco de su verdadera naturaleza. Desenvaina a la resplandeciente Andúril, vuelta a forjar antes de salir de Rivendel.

-¡Elendil! -gritó-. Soy Aragorn hijo de Arathorn y me llaman Elessar, Piedra de Elfo, Dúnadan, heredero del hijo de Isildur, hijo de Elendil de Gondor. ¡He aquí la Espada que estuvo rota una vez y fue forjada de nuevo! ¿Me ayudarás o te opondrás a mí? ¡Escoge rápido!
Gimli y Legolas miraron asombrados a Aragorn, pues nunca lo habían visto así antes. Parecía haber crecido en estatura y en cambio a Eomer se le veía más pequeño. En la cara animada de Aragorn asomó brevemente el poder y la majestad de los reyes de piedra. Durante un momento Legolas creyó ver una llama blanca que ardía sobre la frente de Aragorn como una corona viviente.

Éomer reverente, comenta: días muy extraños son estos en verdad; sueños y leyendas brotan de las hierbas mismas. La noticia de un gran señor venido de las tierras del norte se esparcirá por la marca, y los hombres abrigaran una nueva esperanza. Este encuentro servirá como motor para los jinetes de Rohan, un estimulo más para enfrentarse al enemigo; y así también Aragorn gana un nuevo aliado, quien se convertirá con el tiempo en el próximo rey.

Debemos recordar que, desde el inicio del viaje, le heredero de Isildur, había aceptado su condición, solo que no encontraba el camino. Con cada una de las pruebas por las que pasa, va encontrando la forma de cumplir su destino. Si bien es cierto se revela como rey ante el ejercito al desplegar el estandarte; es por sus manos que curan que el pueblo de Gondor, conoce del regreso del rey.

El camino fue difícil, pero como dijo el propio Bilbo: no es oro todo lo que reluce, ni toda la gente errante anda perdida, a las raíces profundas no llega la escarcha, el viejo vigoroso no se marchita. Aragorn se ha consagrado durante años para combatir el mal que origina Sauron, pero es durante el concilio de Elrond, que decide unirse a la comunidad. Con la espada vuelta a forjar, emprende el viaje, aceptando a cada paso su posición como heredero de Elendil.
Labrado en la piedra por Durin Bombadil