martes, octubre 21

Robots e Imperio





Luego de un largo, muy largo periodo en el que habia olvidado cuanto se disfruta el tener un libro entre las manos y disfrutar las innumerables aventuras del personaje; pues he vuelto a las andadas y recuperado el tiempo perdido.


Esta vez he retomado una novela inconclusa, que terminaba un ciclo que en un comienzo era solo la historia de un detective y un robot humaniforme. Para los que han disfrutado de la saga de Fundacion y sobre todo del cliclo de Trantor, sus secuelas y precuelas; pues esta es la novela de enlace a todas esas ideas.

Si biene es cierto durante los tres primeros libros de la saga de robots, estaba presente el detective de la tierra Elijah Baley, y su fiel compañero R. Dannel Olivaw; hacia el final se supone que la vida no sera igual despues de descubrir el secreto de un segundo Robot, Giskard. la novela nos situa varias decadas despues de la muerte de detective, con una conglomeración de planetas colonizados sisn la ayuda de robots, enfrentando la amenaza de los espacilaes.



Es aqui donde se comienza a tejer la trama que continuara duarante siglos y provocara la psicohistoria, y mas tarde a Gaia. Muchas preguntas resueltas, muchas nuevas incognitas, por el vacio que trae cuando la historia no parece tener un final concreto.


Una historia bien narrada y que por lo tanto vale la pena tener entre las manos. este libro cierra el ciclo de la saga de robots, y apertura una nueva oportunidad de conocer a los robos y al futuro imperio.

jueves, octubre 16

Una temporada en el Bosque Viejo

Y bueno aquí nos encontramos, ya casi una semana, en la ciudad de los reyes, esperando para volver a mina cuanto antes, y es que la espera desespera, y no es que me queje en modo alguno del tiempo que paso acá en la costa, pues lo aprovecho bastante para pasarlo con Beruthiel, pero al regresar vendrán los problemas, pues tendré que internarme en lo profundo de las cavernas en las minas de Belegost, y no habra sol para mi en un largo tiempo.
La pregunta de algunos sera pues: ¿Que hago aquí? No es que quiera entrar en la arena del debate político, pero unos orcos se han atrincherado en la entrada de las minas, y los hombres verdecitos - entiendase por lo policías - les impiden el paso. Los pocos que aun quedábamos en la mina, tuvimos que retirarnos, los orcos no respetan nada, por lo que probamos las salida secreta y bajamos por la ruta de Huaral.
Todo este desbarajuste, con intentos de tomar las instalaciones incluido, ya va durante casi dos semanas, y según los últimos informes de los que se mantienen en pie de lucha en el interior, mas que nada para que el mineral siga fluyendo, pues no tiene visos de solución. La comunidad de Huayllay no ha entendido que las cosas no se pueden arreglar siempre por la fuerza; mientras que los representantes no aprenden diplomacia para tratar con unas personas que son ten "especiales"; seguiremos esperando hasta que nos llamen.
Por otro lado, y ahora mas tranquilo, había otros asuntos que me mantenían con la cabeza dando mas de una vuelta. Pero como dice mi bella Lustiel, es de mas que me angustie antes de tiempo, y dejemos pasar los días y luego se vera. Nunca sabemos que nos puede deparar el padre tiempo, y si debemos aprovechar el tiempo que nos quedamos acá, para disfrutar de las pequeñas cosas que nos regala la vida.
El dia sábado tenemos una fiesta, y esta vez nos toca regresar a un lugar algo especial... un lugar donde ponen buena música para escuchar, pero que no es muy conocida para bailar. Seamos francos, la movida musical no es un punto fuerte para el enano; quien después de haber pasado mucho tiempo en tierras extrañas y escuchado todo tipo de música en sus innumerables viajes, pues tiende a bailar de todo en especial aquello que sea lo mas movido.
Pero esta vez, las cosas tienen otra cara, o la menos eso esperamos. Esta vez, podemos enviar una pequeña - en mi caso sera muy larga - de canciones que queremos escuchar, por lo que al menos habrá algo mas interesante que escuchar. En eso estamos en este momento, preparando una pequeña lista, y esperando que el día de mañana no arruinen una vez mas los planes, y me manden a llamar a mina.
Que se puede hacer, mi trabajo no es solo arriesgado, si no también sacrificado, por lo que cada vez que estoy acá, pues trato de disfrutarlo al máximo. la navidad y el año nuevo se acercan; no digo nada de la fiesta de brujas, pues si esto se prolonga, es casi imposible que este para esa fechas; pero quien sabe las cosas pueden cambiar, los orcos pueden retroceder, y mas e un enano nos dejen trabajar.
Labrado en la piedra por Durin Bombadil