lunes, noviembre 3

Regreso al Bosque Viejo

Después de un largo, pero muy largo periodo de sequía en lo que se refiere a alimentar esta pequeña ventana con ideas, pensamientos y comentarios por doquier, pues las circunstancias nos han llevado a escribir nuevamente, y no solo acá, en este blog que es tan personal, sino a escribir a las personas que aprecio, quiero y a quienes he dejado de lado, enfrascándome solo en el trabajo.

Hace ya muchos años, me dije a mi mismo que evitaría convertirme en un adulto común, que con los años olvida las cosas que hacia de pequeño o de joven, y lo entusiasmaban sobremanera. Un adulto que con los años se negaba a si mismo la oportunidad de seguir aprendiendo, una persona que olvida que en los pequeños placeres de la vida es donde se encuentra la fuente para la eterna juventud. Pues de eso si estamos seguros, solo con la alegría de descubrir algo nuevo cada día, uno encuentra una razón más que poderosa para vivir.

Muchos de mis proyectos aun están paralizados, pero quiero creer que solo será por un corto tiempo. Aquí en el trabajo, hemos empezado una nueva etapa, y las nuevas responsabilidades, junto con los nuevos conocimientos que se adquieren de la práctica, hacen que las ideas vuelvan a surgir en esta dura cabeza, y salten, por decirlo de algún modo, al papel; o como es el caso, a la pantalla.

En primer lugar, y retomando una costumbre que nunca uno debe perder al esta enamorado, pues dejaremos que la pluma se deslice sobre el papel, para trasmitir, solo una fracción de todos los sentimientos que acompañan mi amor por la bella Beruthiel. Y es que a pesar que la lengua de Shakespeare no me es del todo ajena; nadie como el buen Cervantes, y su ilustre hijo Neruda, para expresar un sentimiento encerrado en cuatro letras: amor.

Como no podía faltar en el guardián del bosque, los muchos amigos, y lejanas amistades, esperan que nos pronunciemos al respecto y contemos un poco más de nuestra vida – tal vez el trabajo – pero sobre todo, esas ideas por demas muy fantasiosas que acompañan a su buen amigo siempre. Asi que la cuestion es retomar totos los asuntos olvidados, y volver sobre nuestros pasos a las viejas costumbres.
Queda pendiente escribir sobre los eventos que han sucedido, o que se vienen para el fin de año. ya estamos a puertas de la navidad, se acerca cada vez mas, todos corren de aqui para alla, buscando, o pensando en el regalo ideal. habra que ponerse a hecer la lista, antes que la mañana se pierda de este lugar.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil