domingo, enero 11

Custodes: El pasado

Pero el texto, sea cual fuere el idioma, mi mente lo entendía, era como si alguien te hablara al oído, te contara una historia del pasado, con un tono de voz paternal, instructivo.

Comencé a entender que los paneles, eran una biblioteca, pero el significado original de la palabra, se ha hecho muy pequeño con los siglos. Una verdadera biblioteca es fuente y guardiana de información, tiene vida propia. Aun hoy me cuesta entenderlo; no puede ser destruida, se oculta cuando es necesario, hasta que alguien necesita recorrer sus líneas de información; su vida se desarrolla junto con la historia.

Como un ser inteligente, no revela todo de golpe, solo aquello que uno necesite saber; a través de los sonidos y los pensamientos, que colecta de todo el orbe, va aprendiendo, ve como el mundo cambia, la historia y su vida, se desarrolla. La razón de mi estudio previo, era crear en mi mente las interrogantes correctas; aprender a hacer las preguntas certeras en el momento oportuno. La información es necesaria cuando uno sabe que busca.

Si bien es cierto la cultura se inicio casi 8000 años AC, los primeros rastros de hombres datan de casi 3 millones… que fue de la humanidad en todo ese tiempo. Tal como otros han probado, hace muchos años la masa de tierra era todo un conjunto, que se separo hasta formar los continentes. Pero no fue un proceso de miles de años – eso solo parece – duro apenas menos de 100 años, pero la fuerza que lo produjo, nunca se podrá igualar.

La más avanzada tecnología geotérmica, produjo una explosión que desgarro la tierra, fracciono y alejo las nuevas placas tectónicas, unas de otras, formando los nuevos continentes. No quedo nada del punto central; donde una vez se alzara una gran civilización – que unió a todos los seres de la tierra bajo la gran “paz y armonía” – solo quedaron cenizas que fueron disueltas por el océano Atlántico.

Los mitos de todas las culturas conocidas – solo unas cuantas omiten ese detalle – narran sus orígenes como un pueblo bárbaro y en su mayoría nómada, que empieza su desarrollo, luego de la llegada de dioses, hijos de dioses o maestros; alguien venido de lejos que les enseñan a organizarse, cultivar, vivir del medio, a ser una verdadera civilización.

La primera civilización recibió muchos nombres, producto de las muchas familias que la habitaron. Ya sabrán el nombre que se convirtió en el más popular, y era más que nada debido a la familia de navegantes que recorrió los grandes mares. Así como en las naciones modernas existen diversos partidos políticos, diferentes razas y religiones, en esta civilización existieron las grandes familias, verdaderos grupos humanos unidos por fuertes vínculos, pero viviendo en perfecta armonía unos con otros.

La familia de los navegantes, habían recorrido todos lo mares llevado un poco de cultura a los pueblos alejados que se abstenían de vivir en el centro. Cuando hablamos de verdadera diplomacia, de la democracia original, ellos eran los padres. La vida en el mar les enseño mas que a cualquier otro, que el verdadero poder esta en el conocimiento; ellos fueron los atlantes, los primeros y únicos inmortales, guardianes y observadores de la vida en la tierra.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil