domingo, abril 12

Underworld: The rise of Lycans



Como la suerte siempre sonríe a los mineros – sobre todo por que están alejados de todo – la ultima vez que estuve en Lima pude ver, ya casi antes de que la sacaran de cartelera, esta película que completa la trilogía sobre vampiros y licántropos. Si bien es cierto ya se esperaba con mucha anticipación, en un comienzo se pensó que seria una continuación, respondiendo a la inquietud de muchos por saber que fue de Selene y Michael ambos convertidos en híbridos al final de la segunda película.


Pero no hay que subestimar esta tercera entrega, que más bien es una precuela donde se narra con lujos de detalles el inicio del conflicto entre unos y otros inmortales, que solo descubrimos por partes, durante la segunda entrega, luego que nuestros protagonistas visiten al historiador. Esta vez, la historia que nos cuentan no solo es una historia de amor, también una tragedia.


Se inicia la película con el nacimiento de Lucian, el primer verdadero licántropo, que por otro lado descubre que su habilidades tendrán repercusión sobre los primeros hombres-lobo. También descubrimos algo más de los primeros vampiros, al mando de Víctor, mientras Markus y Amelia descansaban. Los licántropos son usados entonces como guardianes esclavos, durante el día, mientras fuera de los muros, los salvajes hombres-lobo acechan.

Una película bastante corta si tomamos en cuenta que la historia de esta lucha dura varios cientos de años. Algo que extrañamos, es la batalla en la cual se dan por muertos todos los licántropos, y donde Lucian inicia la búsqueda del primer híbrido.

Por otro lado, interesante la historia de amor entre Sonja y Lucian, cuyas consecuencias, repercutirán para siempre en la vida de ambos clanes. Esta película merecía ser vista en el cine, pero como ya la sacaron en cartelera, pues solo queda verla en una TV grande, en la oscuridad de la noche.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil