viernes, abril 27

Cronicas de Dragonlance

Ya después de haber casi terminado estos tres libros, un puede hacerse a la idea, poco a poco, hacia donde se dirige el final de esta aventura. Con cada uno de los personajes enfrentando, no solo sus propias batallas, sino sus miedos y decisiones, la novela se torna tediosa por momentos, presentando secuencias demasiado predecibles y finales felices.

Si bien es cierto la pluma de ambas escritoras, no esta  a la altura de los autores de grandes aventuras... cumple con dejarnos una historia que entretiene y ademas con atrapa en la trama. con personajes interesante, y de una gran variedad como debe ser en un juego de rol.

Pero también es cierto, que por momento, los personajes no llenan las expectativas, y la novela da vueltas y mas vueltas sobre lo mismo, sin llegar a tomar un rumbo definido.

Falta aun algunas paginas para llegar a desenlace final y conocer que tiene de especial el personaje de Berem y como es que los heroes podran derrotar a la reina de la oscuridad, con los nuevos amigos que han hecho con los dragones de Paladine.

Aun faltan muchas paginas por terminar; pronto el final, todo resolvera

Sherlok Holmes 2

Si bien es cierto la primera película paso por nuestra cartelera sin pena ni gloria, esta segunda entrega... algo mas cerca de las novelas, nos lleva a un personaje mas complejo, mas intrigante, y con un adversario, de veras de su misma talla.

Si en la primera, muchos atisbamos que la mente maestra detrás de los crimenes y actos era "M"; en esta segunda entrega - con un papel mucho mas decisivo de Robert Downey Jr. - se presenta al fin la imagen del villano por excelencia, el artifice de todos los complots en europa y el instigador de la segunda guerra mundial.

El personaje del profesor Moriarty, es sin lugar a dudas, el adicional que faltaba para equilibrar y por otra parte terminar de completar el cuadro de los personaje de Sir Arthur Conan Doyle. Esta secuela cumple con gran parte de los ingredientes de la novela, y es una buena razón para entretenerse en el cine.





Labrado en la piedra por Durin Bombadil