lunes, julio 2

Camino a la mina

El carro sube a pasó lento, muy lento para mi gusto, pero el viaje es largo, y la mayor parte del camino viajó dormido.

Es tiempo de comenzar a pensar en el trabajo, y dejar los problemas en casa. Ya encontré a mi jefe por acá, espero un viaje tranquilo, por que hoy menos que nunca quiero hablar con él.

Subo a las alturas con mi pensamiento en mi dulce brujita y mi pequeño, pronto volveré junto a ellos. Los extraño mis dos amores.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil