miércoles, setiembre 24

Una nueva Mina

Al final, fue un cambio en todo el sentido de la palabra. Pero no esperaba que los fríos aires que respira un minero me traigan tan cerca de donde me fui.

Ahora una nueva mina y un nuevo cargo me espera, nuevos compañeros y nuevas oportunidades. Tengo un encargo más importante esta vez, y mayores responsabilidades.

Pero esta vez en casa hay tres personitas a quienes amo y extraño con locura. Es una dura decisión subir y dejarlas. Pero la vida de un minero es así y lo será por mucho tiempo.

Con los años y más sabiduría, encontraré la manera de estar en casa más tiempo. Los adoro Vanessa, Miguel Angel y Rafael Andre.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil