domingo, febrero 5


Aqui estoy, en la cima del cerro Sta Ana, luego de una caminata, que mas que todo tuvo motivos laborales...
Desde aca arriba puedo divisar el pueblo de Condorcocha, Leticia, mi sitio de trabajo; y montañas y mas montañas hasta donde alcance mi vista.
Recordando, lo que le dijera el pequeño y cansado Bilbo a Gandalf - son estas las montañas a donde vamos? - no; aun queda mucho camino por recorrer.
Puedo ver algunas que tocan el cielo, y sobre la ladera de una muy cercana... el expectacular Camino Inca. Pronto estare tomandolo para iniciar una travesia a pie hasta Tarma.
Por ahora, puedo ver del otro lado, un pequeño bosquecilo en lo profundo de la cañada; y si bien es cierto que no hay un Tornasauce por ahi, me invita a descender y perderme entre sus arboles.

Siempre caminando por la Tierra Media.

4 comentarios:

Swerch dijo...

Chaza con la pepa, mi estimado!!

Felicitaciones, se ve que la estás pasando en grande.

Mi hermano Stefano tambien esta haciendo sus practicas de ingenieria civil en una empresa cementera y se está vacilando y esforzando tanto como tu... eso da mucho gusto.

Swerch dijo...

Ups... no se si salió mi anterior comment.

Que bien que disfrutes la vida en las montañas, en la mina. Sigue así, siempre con la cabeza campante, y aunque esté de más decirlo, siempre es bueno tomar un momento para ver las estrellas o sentarse a leer un libro bajo un arbol o cerca del río...

Kat dijo...

su mare
todo un sex symbol

Dinorider d'Andoandor dijo...

ya esperaremos las crónicas de tu ida por el Camino Inca

Labrado en la piedra por Durin Bombadil