miércoles, febrero 22

Desde las colinas

Desde este pequeño rincón, aqui frente a la mina, les quiero contar de los sueños y los anhelos.
Nunca son iguales para todos, y en la mayoría de los casos, las personas, cuando crecen y "maduran" olvidan cuales fueron los sueños que los llevaron a ser lo que son.

Quiero recordarles que la edad no significa no poder tomar riesgos... nunca dejen de soñar. Por que a pesar que los sueños, solo sueños son, son el motor del alma, que enseña que no existen imposibles. El hombre no envejece, es el peso del espiritu, agobiado de pesares que obliga al cuerpo a dejar paso a los años.
Hoy regresaba a la oficina, despues de una agotadora mañana, y nuestros pasos nos llevaron, a mis compañeros y a mi, a un pequeño bosquecillo, en la ladera de una montaña.

Al ver los arboles, que tal vez hallan sido plantados y, no sean originales del lugar, me percate de lo corta que es la vida como para desperdiciarla en preocupaciones que no alimentaran tu espiritu.
Los arboles, ahi en paz, lejos de la mirada del hombre, crecen sin inmutarse del correr de los años sin pedirle permiso al tiempo para poder existir.
No os digo que trtad de ser como los arboles inmutables a todo - solo algunos pueden seguir su hado y ser verdaderos Ents - sino mas bien aprended la paciencia para ver, en cada detalle de la vida la forma de encontrar, su propio camino.
Muy pocos los encuentran, y solo un puñado de ellos se atreven aseguirlos.


"No temeré al miedo. El miedo mata la mente.
El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total.
Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mí y a través de mí.
Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino.
Allá donde haya pasado el miedo ya no habrá nada. Sólo quedaré yo."

Frank Herbert - Dune

3 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

sí a veces el tiempo se esfuerza en esconder los sueños, habra que luchar luego contra eso entonces.

Isabella dijo...

Recordado Bomba, me da mucho gusto haber encontrado tu blog. Ahora ya sabes que también tengo uno ;)

Cuando vuelvas, pàsame la voz para salir en bici con el Puntito Amarillo.

Swerch dijo...

Que inspirador, pensar en los árboles, en la naturaleza, en buscar un espacio propio para la reflexión.

Es cierto lo que dice Dino, que los sueños se pueden ver disminuidos con la presencia de problemas o demoras, pero mientras más uno persista, más provechosa será la recompensa al final.

Maestro Enano, usted me avisa cuando tiene el palantir encendido, aquí un grupo de wargos, hutts, elda, chicos manilargos y vocingleros queremos comunicarnos con usted :P

Labrado en la piedra por Durin Bombadil