martes, setiembre 26

Fin de semana de Quieves


Sabado, temprano en la mañana como es usual cuando papa esta en casa. Si no es una caminata para gastar suela a Pachacamac, tendra que ser los petroglifos de Checta.
Despues de la espera de siempre - sin animo de quejas para los demorones que no saben que poner en su mochila :) - partimos para el Dragon Verde, con la consabida siestita de por medio en el camino.

Una caminata para revisar el lugar, se comvierte en la travesìa de la estera, con caminatas forzadas para alcansar al grupo que lleva la carga, por parte del equipo que retorno por la camara :P No pregunten.

Cualquier motivo es bueno para la celebraciòn, y mas si es frente a una fogata, con toda la carne que uno pueda comer. Temas van temas vienen, y en el camino uno atiende y entiende. Al menos he aprendido un poquito mas sobre el asunto.

Con los ronquidos desde el colchon, la alarma del celu, que debi apagar, y el canto del gallo, es comprensible que vuelva a despertar a las 7 como es usual pero no deseable. Desayuno de por medio, repararo mejor arreglar las cosas que se quedaron por ahi en la noche.

A pesar de haber cumplido con el cometido, siempre la diversiòn impera entre los habitantes de la Tierra Media. Pronto Pachacamac, y despues, quien sabe.

lunes, setiembre 18

Custodes 02

Pero me desvió del tema, yo era un modesto agente de la Surete – con un pasado imborrable en la legión – cuando fui convocado a esta nueva agencia, que a todas luces funciona como el control de aguas en la unión europea. Luego de muchas pruebas, y descubrimientos estremecedores de la nueva realidad, pase a formar parte de un selecto grupo de comandos que se encargan de eliminar a los vampiros que molestan por las noches.

Si hubo algo que siempre me extraño, fue que teníamos solo blancos selectivos, era casi imposible que nos permitieran una matanza de todos los vampiros que encontrábamos. Y ese fue el error que se permitió Katrina. A los 3 años de compartir cientos de misiones juntos, ya teníamos nuestros planes de retiro para ambos. Katrina había sido oficial de la armada ucraniana antes de ingresar. Le encantaba navegar y esperaba que pudiéramos casarnos pronto y establecernos en Nueva Zelandia, nuestro lugar ideal.

Ella era siempre de la idea de una acción directa contra los otros, pero nunca había dejado que esas ideas la hicieran desobedecer las órdenes. En cambio yo he sido siempre más curioso, más reflexivo, menos obediente, siempre preguntándome ¿Por qué?

Un día como cualquiera nos topamos con un grupo de vampiros al terminar una misión; acababan de exterminar a un grupo de iraníes, entre los que se encontraba una pequeña. Todos sabíamos que no teníamos autorización para atacar, pero los cuerpos en el suelo alteraron a todos. Katrina desobedeció la orden de inamovilidad y entro en escena, matando a unos cuantos.

Para cuando quisimos darnos cuenta, estábamos bajo fuego cruzado, sin posibilidades de ayudar. Vi de lejos como entro en escena un vampiro más grande, todo vestido como samurai. Con la orden de retirada en el oído, solo podía pensar en ayudar a la mujer que amaba. Pero al llegar solo encontré su cuerpo decapitado y al vampiro arrodillado cerca de las cenizas de uno de los abatidos. Mi intento de matarlo fue inútil, me desarmo muy rápido y luego de herirme en el brazo me dijo: “Las acciones de ella, no estaban justificadas, pero las de ellos si. Jamás dejes que la venganza rija tus acciones.”

Luego desapareció como el viento. Ya repuesto en la cama, las preguntas que rondaban mi cabeza eran demasiadas, y las respuestas muy diversas. Nadie quiso darme un informe, ni una explicación. Solo habían perdido a un miembro en combate, pero yo no vería más a la mujer que amaba.

Debo introducir a una persona que siempre atrajo mi curiosidad desde la primera misión en la que participe. Aquel que se convertiría en mi amigo y mentor con el correr de los años. Víktor, era un historiador, miembro del alto consejo, y experto psicoanalista. Fue el primero en conversar claramente sobre mi nueva vida al conocernos, y el único que sentí dispuesto a facilitarme respuestas.

Luego de algunas misiones donde demostré estar poco dispuesto a seguir recibiendo ordenes, se me envió a un trabajo de escritorio, a modo de calmar lo que sentía. Como si eso hubiera servido de algún modo. Una tarde de otoño, sentado y aburrido, me dirigí a la oficina de Víktor; pero al encontrarla vacía me senté a esperarlo. Opte por curiosear en su computador, y ese fue el primer paso a una realidad sorpresiva y nueva. Ahí estaba, en la pantalla, el rostro del vampiro asesino, sus pocos rastros a lo largo de la historia, algunos contactos… su cripta. Toda la información que necesitaba para planear una embosca, y terminar con el asesino de mi amada.

domingo, setiembre 10

Custodes 01

Largos años han pasado desde mi retiro; ahora ya estoy llegando al fin de mis días, y a sugerencia de uno de mis discípulos, he empezado a escribir las memorias que tanto me han pedido. Es una lastima que al final, deba inventar un trágico accidente en el cual desaparezca todo rastro de estos escritos. Estas “memorias” nunca deben ver la luz del día, ni abandonar estos recintos. Esta, es otra de las razones por las que escribo a mano, y no dejo ninguna anotación digital.

Hugo, el más curioso del grupo, estoy seguro que podrá encontrar la manera de leerlas todas antes que desaparezcan. Se que de vez en cuando se escabulle en mi vieja oficina esperando encontrar respuestas. Pero el punto mas importante es que busca respuestas sin siquiera conocer las preguntas. Esta cualidad es la que me impulsa a dejarle las claves para que llegue a la verdad. Una verdad que se esconde en lo más profundo de mi memoria, y que me fue revelada paso a paso, tal como pretendo hacer con él.

Las cosas han variado bastante mi estilo de vida; desde mi retiro formal del servicio activo, me he dedicado principalmente a la recopilación de información. La historia se ha vuelto mi punto fuerte, mis conocimientos del pasado me han ayudado muchas veces a evitar incidentes en el presente, y uno que otro en el futuro. Pero siempre existirá una gran diferencia entre un trabajo de campo, donde tu cambias las decisiones en el lugar de los hechos; y estar lejos de la línea de fuego, organizar las acciones que otros harán.

Trabajo para una organización que ha existido desde casi los inicios de la humanidad. Si bien es cierto se asentó y creció aquí en la vieja Europa, posee ramas por todo el planeta, reuniendo casi todos los gobiernos del mundo. Las organizaciones de espionaje y seguridad mas secretas están bajo nuestra tutela; las observamos, y en parte controlamos. Pues nuestra tarea no se limita a un país ni a un continente; tampoco siquiera, a una raza. Hemos sido llamados desde tiempos inmemoriales “Guardianes” y somos parte de un grupo que siempre protegerá la estabilidad a cualquier costo, incluso si este puede ser alterado por los hombres y nos los otros.

Pero debo empezar por el principio, el punto donde se inicia este viaje de conocimientos. Y enseñar a futuras generaciones que la historia no es para esconderla de todos; solo de aquellos que no serian capaces de entenderla.

Como muchas de las cosas que le ocurren a un hombre, las decisiones extremas se toman por una mujer. La dama en cuestión se llamaba Katrina, y aun recuerdo sus bellos ojos y su dulce mirada. Pero esa era solo una de sus cualidades y uno no debía dejarse engañar, era muy capaz en su trabajo como cazadora y había terminado con la vida de muchos vampiros para cuando yo la conocí.

O si, existen los vampiros, y otros que han quedado en el olvido al inventar parodias de ellos en la TV. Pues, de donde creen que han sacado tantos cuentos los guionistas, o de donde los escritores se sienten tan identificados con estos extraños personajes. Son seres muy complejos, y no solo ellos, existen muchos mas, muchos de los cuales, tal vez nunca llegaremos a conocer.

Volviendo


Luego de largo tiempo ausente de las trincheras, vuelvo al frente de batalla.
A pesar que he terminado una etapa de mi vida, puedo entender es solo el inicio de una nueva travesía.
Como el viaje que realizara Gandlaf luego de enfrentarse al balrog - por cierto que aun no he pasado por esa etapa - se le envio de regreso pues aun, su tarea no estaba concluida.
Como buen caballero, he decidido entrar en fase de entrenamiento continuo; conocedor que pronto sere llamado a las armas, y volvere a estar en la linea de fuego.

Este no pasa de ser solo un breve ensallo, antes del cambio en la marea. La historia del capitan espacial sera retomada y concluida. Asi como la de los cazadores.

Lo que si quedara guardado por algunos años mas, es la historia de los enanos que quedaron en Moria... como fue repoblada, como han vivido, cual fue su historia. Todo eso tendra que esperar que vuelva a estar cerca de las montañas. Pues es ahi donde encuentro la inspiración necesaria.

Tiempo al tiempo, y las ideas fluyen, cuando la paciencia lo permite, y la mente esta abierta a la imaginación.
Labrado en la piedra por Durin Bombadil