sábado, abril 28

Desde la platea: Prueba de fe


Entre a ver esta película con la vana esperanza que el suspenso fuera de primera. Puedo decir que cumple con hacerte saltar de la butaca, pero conforme se va desarrollando la película en su parte final, y se desenrolla la madeja, el argumento pierde consistencia.
A pesar de todo, merito del director con un final bien concebido. Muy buenas secuencias de las plagas. El río lleno de sangre, y el hermano muerto.
Digamos que la actriz se sabe ajustar de maravilla al personaje (creo que todos los demás son desconocidos o noveles) Pero no es el tipo de persona que podemos relacionar con ese tipo de historias.
El papel de la niña por momentos se vuelve espeluznante. Para pasar un buen momento, y saltar en la butaca de vez en cuando, vale la pena ir a ver esta película.

miércoles, abril 25

Vuelta al inicio


A pesar que he regresado ya hace un buen numero de días - como el buen Annatar me hizo notar - recién ahora me animo a volver escribir. Y la razón no ha sido falta de inspiración, pues creo que en estos días eso sobra, sino más bien tinta para escribir todo lo que tengo en la mente.

Hace poco estuve en una reunión con mis amigos de siempre, y conforme las bromas se hacían cada vez mas graciosas y las anécdotas se iban acumulando, recordaba un principio muy practico para “vivir” la vida, por decirlo de algún modo.

Recordar de vez en cuando los hechos del pasado, pero no con nostalgia ni arrepentimiento, sino para evitar repetir los errores y encontrar las pequeñas alegrías que nos cambiaron y divirtieron.

He recordado mis últimos años de colegio con nostalgia, pero también con la felicidad que termine con todo lo que empecé ahí. Si bien es cierto fue una época movida, también fue una época de muchas ideas. Olvidada por el tiempo, sin muchos de los detalles de ahora pero si con profundo sentimiento:

El tiempo no ha pasado en vano, pero al mirar a mis sobrinos - a cualquier niño en general - jugar sin preocuparse del mañana, se que se debe ser así en momentos que el aburrimiento y estres amenaza con llevarse tus alegría. Los niños son siempre sinceros, sin temor de decir la verdad, con una capacidad de olvido y con el don de la felicidad eterna.
Tómense un tiempo para recordar esos momentos felices de cada uno. Recordar cuando uno podía hacer lo que pensaba, y guiarse de su corazón para tomar decisiones. Recuerden que uno deja de vivir un poco cuando se vuelve adulto, y deja de sonreír por esas pequeñas cosas simples.

martes, abril 10

En las tierras bajas


Mis muy queridos amigos. Se ha terminado un periodo en mi vida y se inicia otro.
Por un corto tiempo me quedo en las tierras de los Teleri, cerca a la costa pero mas aun cerca al mar. Es extraño como suceden las cosas, pero ahora que me encuentro lejos de las alturas, el aire limpio y los cielos azules; añoro volver cuanto antes a ver y pasear por montañas. Como le dijeran al marinero Eriol, uno de los grandes males del hombre es que su deseo siempre lo lleva mas alla de lo que tiene.
Me preparo para acceder al titulo de bachiller... es solo un titulo mas, por que el verdadero grado se demuestra en el trabajo, en la capacidad de usar lo aprendido y aprender de la experiencia.

Aun teniendo la mente en los asuntos de la UNI, he encontrado el equilibrio, para dedicarme a mi, dedicarme a escribir, a componer poemas frente al mar, poner orden en la casa... en fin muchas cosas. Pero no debo olvidar, los amigos que siempre estan.


Para los que creen que me he olvidado de ellos, no se libraran de este enano cargoso tan facilmente. Siempre pensando en los amigos sinceros, pronto - cualquier motivo es bueno - no estaremos viendo.
Labrado en la piedra por Durin Bombadil