lunes, agosto 27

Con el viento en el rostro



Como buen representante de la juventud de los 90, puedo recordar con nostalgia todos y cada uno de los juegos que se practicaba con mucha regularidad por esos años... pero recuerdo aun con mucha mas añoranza los juegos que practique sentado en el parque o en el patio del colegio, cuando aun no había una cancha de fútbol en toda su ley.
Para los que no les he contado, a pesar que el colegio hoy en día es bastante grande; varios patios, canchas, piscina y demás, pues para cuando los pequeños de la tercera promoción estudiaban en sus instalaciones, pues lo que había construido era poco. No es que me queje ni nada por el estilo, pero era mas divertido, pues con menos cosas y mas imaginación era fácil encontrar algo con que divertirse, aunque esto pareciera los mas insignificante.
El domingo reviví muchos recuerdos de niñez, salí al parque a volar cometa con mis enanos - por cierto que cada vez los niños aprenden y crecen mas deprisa - y mi sorpresa viene por lo fácil que se hace volar una simple cometa con los nuevos materiales que han aparecido. Había cerca de donde estábamos, una chica que volaba un barrilete (para los que no lo saben ese es el nombre de un modelo de cometa hecho con madera balsa) y tenia bastantes problemas para levantar el vuelo.
Que yo recuerde, armar una cometa requería cierto trabajo, y la supervisión de un adulto para que las partes estuvieran exactas y no hubiera cabeceos durante la ascensión; así como todos los aparejos que acompañaban las cometas para que se mantuviera estable en el aire. Hoy en día, la cometa ya viene lista, no hay mucho que hacer, y casi casi remonta vuelo por si misma; no hay gracia ;)
Quien no recuerda haber jugado, con las canicas, tumbar los muñequitos, los figuritas del álbum, el trompo, el yo-yo, los yakces (nunca supe si así se escribe) y otros juegos que uno podía improvisar solo sacando un par de cosas de sus bolsillos. Donde quedaron todas esas maneras de jugar con la pandilla, sin ir muy lejos de casa. Hace poco mama demostró por que era campeona jugando al yo-yo; como digo, algunas cosas nunca se olvidan.

2 comentarios:

Dinorider d'Andoandor dijo...

aaaaaños que no vuelo cometa!

Sludgeman dijo...

Yo vole cometa de niño, y luego de adolescente.

Hasta mi abuela sabia como lanzar trompo... yo nunca aprendi a hacer el avioncito.

Labrado en la piedra por Durin Bombadil