domingo, enero 11

Fin de año en Mina

Nos encontramos al final del año y las cosas han ido cambiando para bien, no nos podemos quejar. A pesar de que algunos ya no volverán, y es que la incertidumbre aun se mantiene, más que nada por que el precio de los metales aun no es estable, la gente esta bastante optimista y con ganas de celebrar a fin de año, como solo los mineros sabemos celebrar.

He terminado mi trabajo tratando de estandarizar y mejorar la utilización de explosivo acá, pero quiero dejar constancia que si en el futuro, la explosión se siente hasta Lima, no he de ser yo el responsable. Uno puede hacer todo el esfuerzo posible, pero llega un punto en que solo la experiencia es lo que prima.

Muchos pensaran que es de lo más aburrido pasar una fiesta como el año nuevo en mina; pero la verdad es que ya he comenzado a acostumbrarme. Ahora que pasar la navidad hubiera resultado un asunto totalmente diferente; aquí en la mina, todos celebramos el fin de año, el cierre de las labores, y el cumplimiento de los programas. Es decir, todos tenemos muchas esperanzas para el próximo año, y mas ahora con todos los problemas que han ocurrido.

Ahora que he contraído nuevas obligaciones y me he de encargar más directamente de la labor de diseño y planeamiento en mina, pues mi ritmo de trabajo requiere menos esfuerzo físico pero más concentración y control de mi parte. Una de las ventajas que este nuevo trabajo me brinda es que puedo compartir más tiempo con mis amigos, y hasta jugar un partidito de fútbol los domingos.

No se ha dicho nada sobre la reducción de personal, al menos nada oficial, pero muchos ya han comenzado a buscar nuevos horizontes. Yo me quedo acá en Belegost hasta el final de mi contrato o más, pues la necesidad de trabajar en mina es algo contagioso que he heredado de mi papa. Mientras nada cambie, yo cumpliré con mis obligaciones, donde quiera que sean.

Un noticia feliz con el cambio de año, al fin, después de mucho tiempo de espera e insistencia, se ha de aperturar un curso de titulación en la escuela. Claro que como siempre surgen los porque, y otras cosas mas. ¿Quien ha de dictar tan difícil curso, que requisitos son necesarios, como y cuando será? Varias preguntas que encontraran respuesta dentro de poco, pues algunos amigos están por la ciudad de los Reyes.
Mientras tanto, el tiempo en la oficina me permite practicar una grana ficion que llevo por dentro desde la primera vez que soñe, y desde el momento que descubri que apasionante puede ser leer. Me refiero a escribir tres historias que acompañan mi mente desde mucho tiempo atras, claroe sta que aqui solo se publicaran dops, pues la tercera, oscura como la mina mas profunda solo la veran aquellos que conozcan a Pablo, y su oscuro blog.
El primero, que lleva años en mi cabeza, es la historia de Pierre, el custodes, cuyos compañeros los iremos conociendo conforme la historia se desarrolle, y el descubra cual es el deber de un custodes para con la humanidad.
El segundo es claro esta, la bitacora del capitan, aquel viejo lobo del espacio, con la mision de cambiar la historia, pero con pocas nociones de como hacerlo. Pronto descubrira que no todo puede hacerlo solo y siempre uno necesita la ayuda de los demas.
La tercera novela, pues esa si no tiene final, se encuentra entrelazada con la vida de un ser que habito la tierra hace muchos milenios, y hoy en dia, aun camina por entre nosotros. Hay mucho que contar, mucho que escribir, y el tiempo solo lo permite, estando aca en casa, en el Bosque Viejo, donde todos siempre, pueden descansar.

No hay comentarios.:

Labrado en la piedra por Durin Bombadil