sábado, setiembre 29

Custodes, mas interrogantes

Por algún extraño motivo, sus palabras tenían sentido. Durante años, los blancos seleccionados tenían un historial de matanza y ataques feroces. Mi curiosidad me había llevado a reunir cierta información de vampiros de alta jerarquía. Era de las pocas personas que sabían que había “clanes” y que los rumores de familias, debían tener un sustento real.

Cada vez que la tropa hacia demasiadas preguntas nos espantaban como niños con la amenaza de una guerra abierta y sangrienta contra los vampiros. Cosa que había pasado años atrás, pues había referencia a ella; justo coincidiendo con la peste negra que asolo Europa.

Comenzó a partir de ese instante un entrenamiento completamente diferente al que hubiera visto, o tan solo imaginado. Sentados uno frente al otro – en una habitación circular con grabados por todos lados – me guió paso a paso por cada una de las etapas. Como si fuera un pequeño niño, aprendí de cero el movimiento de cada parte de mi cuerpo.

Aunque suene ridículo, cada ser que busca su desarrollo físico debe comenzar por el control de su propia mente. Una vez que puedes controlar cada uno de los pensamientos que van y vienen, pasado, presente y tal vez futuro, puedes empezar a controlar cada uno de los músculos o nervios en el cuerpo. La compleja ayuda que Okada me prestaba, hizo posible conseguir un control y una movilidad sobrehumana.

De las muchas de las habilidades que los no humanos poseen, sus grandes reflejos han sido tema de investigación. Como el “señor” – así era como me acostumbre a llamarlo – me explico, los vampiros poseen un adelanto físico debido a su evolución genética. Pero el verdadero control del cuerpo solo se daba cuando uno podía desarrollar su propia conciencia. La larga vida de un vampiro le permitía encontrar las claves en esa búsqueda.

Para un hombre corriente, con su corto tiempo, resultaba casi imposible lograr ese estado. En mi caso, parecía que había una cierta predisposición genética que me permito iniciar este camino. Pude descubrir con el tiempo que no era el único; y más aun, que mi línea ancestral había sido objeto de profundo examen.

Guardián del sol – así era como él me llamaba de vez en cuando. Nunca me explico de donde provenía, o cual era el origen de su nombre – guardián de la sangre. De lo que si estaba seguro, era que mi ausencia había sido notada, pero más aun aprobada con beneplácito de la organización.

Ambos éramos custodes, no había duda de ello, pero la verdad, el origen de esta organización que cazaba a los verdaderos enemigos de los seres vivientes… estaba aun más allá de mi comprensión. Lo que estaba claro, luego de algunas preguntas sueltas hechas, fue que el trabajaba en conjunto con mis superiores.

Siempre he imaginado “La organización” como una institución militar, pero va mas allá de ese simple esquema. Las iglesias – en general – son fuente de información y espionaje de diferentes frentes; por todo el orbe, las noticias vuelan y se trasmiten a los oídos adecuados.

El maestro había enseñado a algunos de los mas viejos, los conocía, y hasta apreciaba a algunos; entonces yo era un alumno mas, o era alguien especial, que había en mi pasado que me hacia un custodes solis o guardia del sol.

Un día comun en Moria



Muy temprano en la mañana, luego de un rápido duchazo, nos vamos a desayunar y luego a recoger lamparas para la mina. El trote hasta el frente donde están las operaciones depende de la hora y la disponibilidad de las camionetas.
Siempre llegando a tiempo tomamos el pique y bajamos hasta lo profundo de la mina, donde la neblina aun anuncia que hace poco se realizo una voladura en esa zona y hay que ir con cuidado. La parada obligada por el taller de los equipos es motivo de encontrar y saludar a la gente antes que entre al trabajo.
Comienza la caminata de arriba para abajo, siguiendo un equipo, buscando un frente, verificando un labor... sea donde sea, uno tiene que hacer sentir su presencia de autoridad y dar las directrices y consejos necesarios. Almuerzo, pues a esperar que le traigan a uno lo que sea que hayan preparado y poder degustarlo en el comedor interior. Que si viene con mineral o desmonte, no es problema, todo puede ser masticado. no hay un largo descanso, a volver al trabajo.
A eso de las 7:30 de la tarde, de un día cualquiera aquí en la soledad de las montañas; pues si algo es seguro aquí los días pasan uno tras otro sin que uno se de cuenta cual es la diferencia. Se termina la guardia, siguiendo el último de los jumbos de la contrata Miro Vidal. He subido por el pique, que viene a ser algo así como un ascensor, solo que en su versión mas arcaica :)
El frió nos sería tan grave de no ser que allá abajo la temperatura esta a casi 20 grados. Hemos pescado la camioneta antes que se marchara, de lo contrario, habríamos tenido que atravesar la laguna, de un extremo a otro... lo que de por si ya es un problema por que la oscuridad es completa en esa zona.
Llegamos, nos cambiamos y luego de la comida, directo a la oficina a pasar el informe del día. ¿Que pude llegar a ser tedioso? Tal vez, pero siempre se ve algo nuevo, algo que recordar, siempre hay ese momento cuando uno camina a oscuras en las entrañas de la tierra que puede escuchar las historias mas extraordinarias que surgen de la mente, y recordar que toda acción, tiene una reacción.
Donde quiera que vaya, de ahora en adelante, siempre recordare que son un enano, y mi lugar esta en la mina... pero muy dentro, en mi naturaleza mas interior, soy el guardián del Bosque Viejo para los amigos, y todo aquel que quiera hablarme o escucharme. Para ellos, siempre estaré ahí, en lo mas profundo, solo deben saber entonar el versillo por todos bien conocido.

domingo, setiembre 9

Camino a la montaña



Así como una noche y luego de una agitada tertulia donde se contrata los servicios del buen Hobbit saqueador, también he sido convocado por los enanos para adentrarme en los misteriosos túneles de la montaña solitaria. Si bien es cierto, el futuro es incierto, pero como dijo el saqueador, bien vale la pena ir a mirar a ver que pasa.
Pero esta vez no voy en busca de ningún tesoro que saquear - en el sentido físico - es mas que nada un sentido filosófico de la palabra. mas que un anillo de pode, la recompensa en si, como lo fue para el buen Bilbo, es el conocimiento que podre adquirir en esta empresa. Ahora bien, si duren mis paseos encuentro a Smeagol, pues creo que sabré estar a la altura para el concurso de acertijos.
Quien sabe, lo mas probable es que encuentre en el lugar, algún Smaug que quiera encantarme con su lenguaje. Dificultades es probable que encuentre; pero lo mas divertido serán los peligros y los lugares por conocer. Siempre con este ir y venir desde la ciudad a la montaña, llevando y trayendo nuevas experiencias.
No es que sea una especie de despedida, pero así como Smeagol lo llego por túneles y laberintos al Hobbit hasta lo mas hondo de la montaña, no se cuanto tiempo permanezca bajo tierra, pero se que sera el tiempo necesario. Todo lo que sucede, ocurre solo una vez - casi siempre - así que hay que aprovechar cada momento y tomar la decisión precisa.

sábado, setiembre 8

Disfrutando la vida


La semana pasada se celebro la fiesta de Santa Rosa de Lima, y muchos, en especial los “sufridos” trabajadores del sector estatal tuvieron un feriado largo a raíz del permiso que les dio el gobierno para faltar el día viernes. No es que me este quejando ni nada por estilo; eso estaría muy lejos de la realidad, pues se que el día no fue un regalo y se descontara durante los posteriores días hasta recuperar las horas perdidas, y mas todavía si tomamos en cuenta que era el primer viernes de mes.

Para los que disfrutan de trabajar en el sector privado, pues creo que fue un feriado largo mas aprovechable si lograron convencer a sus jefes de usar el feriado o si sus puestos de trabajo no requieren la presencia indispensable en sus escritorios. Muchos aprovecharon muy convenientemente el fin de semana, los devotos visitando Santa Rosa de Quieves, los amantes de fulvazo, preparándose concienzudamente para el partido de los jotitas; y otros mas saliendo a caminar, o a leer y descansar en un tranquilo lugar.

En el Perú existen bastantes feriados religiosos, y aun no se ha llegado al liberalismo de obviarlos del calendario. Con un pueblo tan ferviente, eso es imposible aun. Pero descontando los trabajos de servicios, todos descansan esos días, se toman un momento para meditar. ¿Todos? Pues no todos, curiosa la pregunta. Para los que están en el sector de construcción pues no existe este tipo de feriados, la vida transcurre igual que cualquier día de semana; pero al menos descansa los domingos. Para el exclusivo caso de los mineros pues el asunto es por completo diferente. ¿Feriados, domingos, quien conoce esos términos?

Y es que la verdad, muchas veces se trabaja por 20 días seguidos, no importa la fecha o evento que caiga; se convierten en una rutina, día a día, esperando los descansos. Si bien es cierto resultaría asfixiante para algunos, tiene sus recompensas. Más de una semana de descanso, lejos del trabajo, buena paga, aire limpio en las alturas, buen ejercicio todos los días, y a todas horas, paisajes y vistas inolvidables, y amistades inquebrantables. Siempre la moneda tiene dos caras, el asunto es elegir cual quiere ver uno, cual es la que vale la pena mirar.

Dejaremos este asunto por ahora, cada uno tiene sus puntos de vista; de traje en la oficina, con guardapolvo en el laboratorio, engrasado entre las maquinas, frente a los pupitres, o como yo, con el casco sobre la cabeza; el punto es que les guste donde esta y a donde van.

miércoles, setiembre 5

Musica y letra para recordar

Como me ocurre innumerables veces - y siempre ha sido mi forma de ser - una imagen o una canción despierta recuerdos o ideas, ya sea en mi cabeza, tan poblada de lugares remotos y fantásticos; o en mi corazón. Cuando leo, me transporto de manera casi instantánea al lugar que están describiendo, es casi como acompañara al protagonista.

Pero cuando escucho una canción, pues siempre las palabras despiertan, más que ideas, sentimientos; que solo están esperando ahí para tomar fuerza e inspirarme a escribir. Cada canción le trae diversos recuerdos a uno, en mi caso las baladas románticas me recuerdan momentos de mi propia vida. Pero no crean que solo una canción o artista en particular.

Como me lo han hecho notar, y con justa razón, mi habilidad para recordar nombres de canciones, o asociar estas con los cantantes, es prácticamente nula. Si bien es cierto que me cuesta aprender las letras - cuando hablamos de canciones en Ingles es aun mas complicado - siempre conservo en la memoria la tonada de la canción que ha llamado mi atención.

Si bien es cierto que muchas canciones en la lengua natal de Tolkien tienen un contenido hermoso, siempre prefiero las escritas en el idioma que tanto renombre le dio a Neruda. Uno puede encontrar en cada frase, algo que lo alude, que habla de si mismo, que lo lleva a pensar en sus propios sentimientos o en su propias decisiones.

Estoy escuchando en este momento, corazones, aquella canción en la que Ana Toroja hace dúo con el gran Miguel Bose, y es cierto, cada pareja escoge sus propias luchas, metas y anhelos. Han escuchado, de aquel grupo que pasó al olvido hace ya muchos años OV7, pues tenían una canción que siempre me ha gustado, te quiero tanto.

Si prestan atención, la canción la han escuchado antes; si mal no recuerdo como canción central de una telenovela cuyo titulo era pequeña traviesa. Como dice Eros, “hay amores que te darán una emoción para siempre, momentos que quedaran así, grabadas en la mente”. Al escuchar la canción kilómetros de Sin bandera, sabes que estoy pensando en ti.

Pero no hay una canción en singular; son varias tonadas diferentes, varias frases unidas. Y es que a pesar que la distancia puede dañar una relación, mientras ambas partes puedan recordar por que siempre están unidos, a pesar de la distancia, y permitirse todos los recuerdos que necesiten, pues, la vida continua, nunca dejes de imaginar.
Un pequeño regalo del pasado

martes, setiembre 4

Recuerdos y memorias


El día domingo brinde, así como muchas personas en el ancho mundo a la salud del profesor Tolkien; un aniversario mas de su partida desde los puertos grises hacia la lejana tierra de Avalonë, donde descansa por siempre.

Decidí aprovechar la ocasión para volver a leer la biografía que hiciera del H. Carpenter. La verdad es que cuando compre este libro - más que nada por instancia de mi hermano - no tenía mucho entusiasmo por la tarea de enfrascarme en la lectura de una biografía.

Por los general muchos biógrafos se limitan ha expresar de manera metódica y en ocasiones tediosa forma, la vida y acontecimientos de sus personajes principales. He de aceptar que mi (por ahora pequeño) conocimiento en esta área de la literatura me ha llevado a más de un error.

Un ejemplo claro es Louis de Wohl; y otro es esta imagen que nos regala Carpenter de la vida de un gran escritor, controvertido hasta el extremo, pero padre de un submundo que ha servido de vinculo para personas de muchos paises, con intereses sumamente heterogéneos.

La biografía de nuestro entrañable profesor de Oxford, nos descubre episodios de su vida que van marcando cada uno de los pasajes de sus obras y nos explica - solo en parte - de donde surgió una tierra tan rica como la Tierra Media.

Cuando pasan los años y uno vuelve la vista atrás, o se detiene por instante, pues recuerda aquellas cosas que nos permiten crear cambios y aprender a ser mejores. De aquí a 10 años, quien sabe por donde estaré caminando, o lo que sea que este haciendo.

Tal vez mas lejos, 20 años a partir de ahora - el futuro esta siempre en movimiento - ya casado, releyendo mis viejas notas acompañado de mi "Baya de oro". Pero de lo que si estaré seguro es los momentos que disfrute leyendo las leyendas de la Tierra Media.
Labrado en la piedra por Durin Bombadil